by PGS Consulting PGS Consulting No hay comentarios

Juntos donamos 100 almuerzos en Hospital de Barquisimeto

¡Emocionados y súper conmovidos! Porque convertimos cumpleaños en almuerzos para médicos y personal del Hospital Central de Barquisimeto que hoy ponen su vida en riesgo enfrentando el Covid-19. Pensar en cómo podíamos ayudar, con quién contábamos, qué necesitábamos, fue más difícil que armar el plan.

Nuestros aliados Alimenta Venezuela y Pollo Graduado fueron claves para que nuestros seguidores de redes sociales, que cumplieran años en abril, se convirtieran en un almuerzo entregado en el centro hospitalario.

Donativos en Cuarentena

Cien (100) almuerzos hechos con todo el amor del mundo, llenaron de fuerza y energía al personal de salud del Hospital Central de Barquisimeto, el mediodía de este viernes. El número lo determinaron nuestros seguidores en Instagram, a quienes invitamos a mencionar un cumpleañero del mes de abril, para convertir cada nombre en una comida para donar.

¡Las ganas de ayudar fueron demasiadas, pero menos que las nuestras de agradecerles!

¿Cómo lo hicimos?

Todo comenzó el pasado martes 7 de abril a las 11 de la noche, cuando se nos ocurrió esta idea y, en seguida, hicimos una llamada a Maria Fernanda Perdomo, quien nos puso en contacto con la directora de la fundación Alimenta Venezuela, Claudia Pérez para compartir nuestro entusiasmo por colaborar, mucho más allá del apoyo que hemos brindado a nuestros trabajadores, Agentes PGS y clientes. Sentíamos que había que hacer algo más.

En cuestión de minutos ya teníamos el plan armado. Con el apoyo de Pollo Graduado, haríamos la entrega de tantos combos kínder (4 piezas de pollo, arepitas y salsa) como cumpleañeros se manifestaran en la publicación en nuestras redes. Nunca dudamos de la respuesta de nuestra audiencia. En menos de 24 horas ya había más de 80 agasajados cuyo regalo sería ayudar a nuestros héroes de blanco.

Cien Sonrisas

La entrega de los almuerzos se llevó a cabo el viernes 10 de abril, de la mano de Daniel Antequera, representante de Alimenta Venezuela y Ricardo Perdomo de Pollo Graduado, encargados de llevar la comida al centro hospitalario (no podíamos ir todos por razones obvias), quienes fueron recibidos por personal de las áreas de cuidados intensivos, emergencia, pediatría, limpieza, administración y atención a pacientes con Covid-19.

Al finalizar la jornada recibimos las fotos del personal de salud disfrutando de este regalo de nuestros seguidores y aplaudiendo el gesto porque, según nos compartieron, han sido momentos muy duros en los que las horas de comida se pasan de largo. “Muchas enfermeras caminan hasta 12 kilómetros”, nos cuentan quienes tuvieron la oportunidad de compartir con ellas un rato.

Mil veces ¡GRACIAS!

Nos sentimos orgullosos de poder contar esta historia en la que la creatividad y las ganas de ayudar se unieron a la solidaridad que nos caracteriza a todos como venezolanos. Nos faltan palabras para agradecerles a quienes, sin pensarlo, contribuyeron con su pequeño aporte, que logramos convertir en una gran ayuda y demostrar que juntos somos capaces de absolutamente todo.   

Gracias a ustedes.

Gracias a Maria Fernanda Perdomo.

Gracias a Alimenta Venezuela.

Gracias Pollo Graduado.

¡Gracias, gracias, gracias!