Como si no fuera suficientemente terrible recibir la noticia de un diagnóstico de cáncer, se ha demostrado que la preocupación por los altos costos de los tratamientos afecta la recuperación de los pacientes. El cáncer no hay manera de prevenirlo, pero preservar las finanzas familiares y reducir el estrés del paciente, se logra adquiriendo con tiempo una póliza de salud internacional.

 

Tratamientos de Cáncer más comunes

Los tratamientos contra el cáncer pueden variar desde una cirugía, radiación, quimioterapia, medicamentos, partiendo por los estudios clínicos. Todo va a depender del tipo de cáncer que se presente, qué tan localizado está y qué tan comprometido está también el organismo de la persona.

La Cirugía casi siempre es la que más probabilidades de cura ofrece, si el tumor aún no se ha propagado a otras partes del cuerpo. Pero lo delicado de este procedimiento es lo difícil que resulta determinar el alcance de la cirugía sin haber abierto y evidenciado qué tan invadido está el organismo.

Si la cirugía resulta exitosa, es posible que se requiera de otro tratamiento como la Radioterapia para terminar de destruir o dañar las células cancerosas que hayan quedado después de la operación. La radiación se aplica de dos maneras:

  • Radiación externa: es un procedimiento similar a tomarse una radiografía por lo que no hay dolor y se puede hacer de manera ambulatoria. Estas sesiones, por lo general, no duran más de 8 semanas, dependiendo del caso.
  • Implantes radioactivos: se colocan pequeños contenedores de radiación muy cerca del tumor para que el paciente pueda recibir una mayor dosis de radiación, en un área muy pequeña y en un período de tiempo más corto.

La Quimioterapia consiste en tratar el cáncer con medicamentos de acción fuerte que, por lo general, se inyectan o se ingieren oralmente en forma de píldoras. Usualmente se administra por ciclos, cada uno de ellos seguido por un ciclo de recuperación. Sus efectos secundarios son náuseas y vómitos, pérdida de cabello, cansancio, y muchos otros que varían de paciente en paciente.

Todo va a depender del tipo de cáncer que se presenta, qué tan localizado está y qué tan comprometido está el organismo.

 

El cáncer duele más en el bolsillo

Además de estudiar los múltiples tratamientos para la diversidad de tipos de cáncer que hay, los oncólogos han tenido que hacerse expertos en conseguir soluciones a los altos costos de los tratamientos que perturban de manera considerable la calidad de vida de los pacientes, afectando así su proceso de recuperación, sobre todo en un país en crisis como Venezuela.

Un artículo publicado en la revista “The Oncologist” documenta cómo el sufrimiento emocional que causan los gastos en procedimientos y medicinas es más intenso que el padecimiento físico al cual es sometido un paciente con cáncer.

 

¿Cuánto cuesta tener Cáncer?

Es muy difícil determinar un costo promedio debido a la variabilidad de precios y tratamientos, pero según una reseña de la comunidad AARP se estima que “el tratamiento del cáncer del seno para una mujer sin seguro médico puede costar entre $15,000 y $50,000 dólares para una mastectomía, y entre $17,000 a $35,000 dólares para una lumpectomía, seguida de radiación. Por su parte, un tratamiento con quimioterapia para ese tipo de cáncer puede costar entre $10,000 y $100,000 dólares, dependiendo del tipo de medicamentos que se usa”.

Todo esto indica que la inversión en una póliza de salud internacional, no solo nos garantiza la mejor atención médica especializada en los mejores hospitales y clínicas del mundo, sino que además nos reducen el estrés causado por la búsqueda de recursos y medicamentos que se requieran según el diagnóstico.

Es posible que la cura contra el cáncer no aparezca todavía, pero la posibilidad de estar protegido ante un diagnóstico inesperado SI puede comprarse contactando un Agente PGS que te oriente en la selección de la más adecuada.

2 Comments —

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *