No existe ninguna limitación para que una mujer pueda cotizar una póliza de seguros estando embarazada. Lo único que debe asumir la futura madre es que su maternidad NO estará cubierta ni su bebé gozará del beneficio de nacer asegurado por venir de una maternidad cubierta.

 

Maternidad No Cubierta

En las pólizas que ofrecemos, cuando se opta por un plan de gastos médicos que incluya maternidad y complicaciones del embarazo, la mujer debe esperar un período de 10 meses para poder optar por este beneficio. Por tanto, si la mamá ya está en período de gestación, será considerado como preexistencia, excluyendo la maternidad de su cobertura. 

Una póliza sin cobertura de maternidad queda exenta de recibir beneficios como cobertura de exámenes, chequeos médicos, complicaciones que requieran cesárea o de cualquier tipo, incluso la extracción de células madre en algunas pólizas.

 Entre las ventajas de contar con una maternidad cubierta, está la inclusión automática del recién nacido, ya que el niño tendrá cobertura con cualquier condición con la que venga al mundo, en el caso de que haya alguna, y también algunas pólizas cubren todos los chequeos pediátricos durante el primer año de vida. 

Algunas pólizas, dependiendo del deducible al que se acceda y bajo otras condiciones, la madre podrá incorporar a sus dependientes (hijos) de forma gratuita.

 

¿Y si quiero asegurar a mi bebé?

Puedes incluir a tu bebé en la póliza una vez que nazca, pero no será un proceso automático como si viniese de una maternidad asegurada en la que la compañía aseguradora asume cualquier enfermedad congénita o complicación con la que llegue al mundo. El recién nacido, en cambio, será sometido a evaluación médica y cualquier condición entrará como exclusión.

Existen condiciones específicas para un recién nacido que NO es incluido durante el período de treinta (30) días desde la fecha de nacimiento, y para los bebés de una maternidad no cubierta, nacidos antes de los diez (10) meses del periodo de espera y/o producto de un tratamiento de fertilidad.

Si está entre tus planes ser madre, pero no estás asegurada, o tu seguro no incluye maternidad, nuestra recomendación es que optes desde ya por ampliar estos beneficios para que no te tome por sorpresa.

Toda persona sana necesita una póliza internacional de salud.

Revisa nuestro cotizador y ubica las pólizas que incluyen maternidad para que elijas la que más te beneficie. Contáctanos para aclarar cualquier duda que tengas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *