¿Te has preguntado en algún momento para qué trabajas? En su mayoría la respuesta sería: para disponer de dinero con el cual pagar las cuentas, para mantener a la familia o para el futuro. Pero pocas veces se toman en cuenta los riesgos que se puedan presentar en el camino.

La Edad Productiva.

Existe una línea de vida o mapa del tiempo definido por una “edad productiva” que inicia en el momento en que se concluye una carrera en la universidad (25 años de edad aproximadamente), o se empiezan a reunir ingresos como profesional, hasta los 65 años que es la edad promedio de retiro.

Esto nos da como resultado 40 años de edad productiva en los que nos debemos preparar para vivir 20 años de pensión, “sin preocupaciones”, hasta los 85 que es la edad promedio de vida.  

Planificación Familiar desde Joven.

La mayoría de las veces se deja pasar mucho tiempo antes de pensar en el futuro y cómo planificar las finanzas familiares. Hacer buen uso del presupuesto familiar establecer las metas del mismo es un reto al que comúnmente se le ha dado otra orientación.

Pensar en un presupuesto familiar desde temprana edad te asegurará tu futuro y el de tus seres queridos.

 

Si esperamos a tener 40 ó 50 años para pensar en nuestro retiro, habremos perdido alrededor de 20 años de planificación en los que habríamos alcanzado la mitad (o más) de nuestra meta financiera para asegurar nuestra pensión.   

Ejemplo:          20 años x 12 meses = 240 meses

                           240 meses razón de USD $2,000/mes

                           Es igual a:

                           $480.000

¡ESTA ES TU META FINANCIERA!

Además debemos considerar que los egresos serán mayores que los ingresos en nuestra edad de retiro, porque hay factores económicos como la inflación y la devaluación que nos empobrecen los capitales.

Es por eso que te recomendamos resguardar tu patrimonio en una moneda fuerte, así como utilizar instrumentos y jurisdicción que te permita diversificar el riesgo.

Si deseas calcular tu Edad Productiva, haz clic aquí.

Visión de Futuro.

La planificación financiera, desde temprana edad, requiere tener visión de futuro y estrategias adecuadas al horizonte del tiempo de cada quién.  El orden de prioridades debería estar encabezado por la preparación, luego el empleo, la protección de la salud y, finalmente, ser dueño del futuro financiero propio y el de la familia.

La base de la planificación financiera es una póliza de salud que mantenga protegidos los bienes ante cualquier enfermedad.

 

Tomando en cuenta que sin salud este orden no tendría sentido, la base de la planificación financiera debería ser una póliza de salud que mantenga protegidos los bienes adquiridos ante cualquier enfermedad que genere gastos médicos.

Cuánto antes puedas comenzar a hacerte dueño de tu futuro financiero, más cerca de la autorrealización personal estarás y el resguardo de tu familia 100% asegurado. Cuenta con nosotros para ello, y contáctanos aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *