Buena parte de la población en edad productiva siente que la posibilidad de enfermarse está muy lejos y nunca les va a pasar. Sin embargo, según refiere María Andreína González, vicepresidente de Operaciones de PGS Consulting Group, “la pandemia ha hecho que las personas de todos los niveles sociales entiendan que no es posible saber cuándo te vas a enfermar. La falta de planificación en salud es una realidad que se ha acentuado en los últimos años”, sobre todo en países como Venezuela.

 

Un seguro es la prioridad

El alto costo de la medicina privada y la deplorable situación de los hospitales ha hecho que obtener un seguro médico, más que una necesidad, pase a ser una prioridad. La realidad sigue siendo la misma desde hace mucho, lo que cambió fue la perspectiva en la que se mira más de cerca el costo de la enfermedad que el de la prima.

Si consideramos que, en el caso de los niños, una cobertura de USD $100,000 genera una prima de USD $140 anuales aproximadamente y para un joven el monto de la prima con la misma cobertura es de USD $360 dólares (aproximado), mientras que las personas de la tercera edad requieren una prima anual superior a los mil dólares, pero con una cobertura de 50 mil o 100 mil dólares, entonces es cuando entiendes cuánto te ahorras.

Todas estas cifras son aproximadas, claro está,  y varían de acuerdo a múltiples factores, pero nos ayudan a entender la diferencia entre planificar nuestras finanzas en función de un monto anual, a esperar que un imprevisto nos obligue a desajustar nuestros ahorros por tener que pagar, de un día para otro, una suma muchísimo más alta. 

Planificación Financiera

La mayoría de las compañías aseguradoras ofrecen programas de financiamiento amigables a todo tipo de presupuesto. “Pueden pagar sus primas de forma mensual, trimestral o anual. Estas formas de financiamiento son óptimas para las familias cuyos recursos son limitados y también para los jóvenes que están fuera del país y quieren asegurar a sus padres”, expone González.

Cambiar la perspectiva no solo ha ayudado a muchos a organizar mejor sus finanzas, sino a vivir con la tranquilidad de tener un futuro asegurado. Si se presenta una situación de salud ¿vas a vender tu carro o tu casa? ¿vas a pedirle dinero a tus amigos? ¿cuánto tiempo te tomará hacer eso? Son preguntas que nos tenemos que hacer para saber que no podemos cambiar el futuro, pero sí estar preparados para lo que se nos presente.

Compara Pólizas de Salud

Un primer paso para planificar tu salud y la de tu familia es acceder a nuestro cotizador de pólizas en línea, a través del cual podrás evaluar las distintas opciones que tienes. Es importante recordar que la misma póliza puede tener múltiples opciones de deducible y podrás tomar aquel que mejor se adapte a tu capacidad de pago. 

Cabe recordar que, aún cuando las pólizas de seguro médico resultan una opción de resguardo y tranquilidad, no todo el mundo puede tener acceso a ellas, por lo que el buen funcionamiento del sistema de salud pública se hace igual de necesario y prioritario. Un seguro médico no debería ser la única manera de salvaguardar la salud de las personas.

Si necesitas ayuda para planificar tus finanzas y poder acceder a una póliza de seguros, no dudes en contactarnos y te ayudaremos a tomar la mejor decisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *