Al momento de contratar una póliza de seguros, surgen dudas que no están relacionadas únicamente con el precio, sino con las distintas cláusulas que establece el contrato con información que la mayoría de las personas desconoce y que necesitan saber antes de tomar una decisión. Es aquí donde radica la importancia de contar con un agente asegurador que sirva de guía, tanto en la elección de la póliza más adecuada, como en el manejo de las finanzas para garantizar el pago de la misma. 

Las Pólizas y los Agentes de Seguro

En una situación de emergencia se hace difícil encontrar la calma necesaria para ejecutar las atenciones que requiere el afectado y los procedimientos que deben realizarse previamente antes de cualquier intervención médica.

Contar con una póliza de seguros ya es un paso ganado que facilita el proceso y tranquiliza a los afectados, pero la función del Agente de Seguros, y su mediación con el centro de atención antes, durante y después, para hacerse cargo de todo, es un valor agregado que pocas veces consideramos, pero cuando lo tenemos, mucho lo agradecemos.

 

Antes de cualquier siniestro

Desde el momento en que un cliente se interesa por adquirir una póliza, el rol del agente de seguros es fundamental, ya que será quien se encargue de detectar las necesidades de protección de sus clientes y recomendar el producto que mejor se adapte, previendo los riesgos a los que puedan estar expuestos.

De igual forma el agente de seguros será quien ayuda a sus clientes a calcular sus ingresos según la edad productiva y el monto que debería ahorrar para su retiro, al momento de contratar una póliza de vida.

 

Durante una emergencia

Un agente de seguros es mucho más que un vendedor de pólizas. Es un intermediario entre el centro de salud y el cliente que necesita atención médica. En un momento de emergencia es difícil tomar decisiones, por eso la importancia de saber prever los riesgos y tener la orientación de un agente para estar debidamente preparados ante cualquier eventualidad. 

La edad, las necesidades familiares, el estilo de vida, son factores que un agente de seguros considera al momento de recomendar una póliza y que le garantiza que sus clientes contarán con todo lo que necesiten al momento de un imprevisto.

 

El agente a futuro

La relación de cercanía, e incluso de amistad, que un agente de seguro logra establecer con sus clientes, viene dada por la capacidad de conectar con las necesidades familiares y de protección que garanticen tranquilidad en el presente y a futuro. Conocer las diferentes opciones le da al cliente la seguridad de estar tomando la mejor decisión y entregar lo más difícil de lograr para un agente asegurador: su absoluta confianza. 

Conviértete en un agente de seguros capacitado para visualizar cualquier riesgo, detectar las necesidades de protección de tus clientes y, en general, ayudarlos a dormir con la tranquilidad de que sus vidas y su patrimonio están protegidos. Postúlate ya como Agente PGS, aquí.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *