¡Estoy listo! Al fin puedo acceder a una póliza de seguro para resguardar mi patrimonio familiar, mis ahorros, y lo más importante, mi salud. Tengo varias opciones y no sé por cuál decidirme.

 

¿Te suena familiar?  Si la respuesta es SÍ, es la razón por la que decidimos ayudarte a identificar cuáles son esos elementos a considerar en el momento de comparar una póliza con otra y cómo saber cuál es la mejor opción.

 

¿Qué debes saber antes de elegir una Póliza?

Lo primero que debes tomar en consideración es el rango de edad en el que te encuentras para solicitar un seguro médico, el costo de la prima con el deducible, y los beneficios que ofrecen cada uno con sus limitaciones y facilidades. Siempre, para saber el costo de la prima, será necesario conocer la edad, el país de residencia, el deducible y tipo de plan al que tenga acceso según las necesidades de quien adquiera la póliza. 

1. Centros de salud:

Una vez que hayas evaluado tus posibilidades revisa el acceso que te ofrece cada póliza a los centros de atención médica por excelencia, o la red de hospitales con las que opera la compañía para evaluar la calidad de los mismos.

2. Límite de cobertura:

A mayor cobertura, la prima será más elevada, por tanto es importante que evalúes tu capacidad de pago y decidas tomar una póliza cuyo límite de cobertura te funcione y te de tranquilidad.

3. Maternidad:

Sobre todo si eres mujer, es importante que revises todos los beneficios que brindan al momento de atender tu embarazo y qué aspectos cubre: consultas, parto, complicaciones, etc.

4. Medicamentos:

Generalmente las pólizas cubren 100% de los medicamentos tomados durante los días de hospitalización, pero los límites por prescripción ambulatoria varían y vale la pena revisar esos montos.

5. Hospitalización:

En este segmento hay que detenerse y revisar los montos de cobertura por: honorarios a anestesiólogo y cirujano, límite de días de hospitalización, gastos del acompañante, terapias, etc.

6. Traslados:

Es importante validar si se cuenta con un transporte aéreo en caso de que se requiera y cuánto es el límite de la cobertura.

7. Servicios exclusivos:

Cada compañía tiene una serie de beneficios adicionales a disposición de sus asegurados. Revisa cuál de ellos te favorece más y cuáles están agregados en un anexo adicional.

8. Deducible:

La misma póliza suele tener múltiples opciones de deducible. Elige la que mejor se adapte a tu capacidad de pago. Recuerda que el deducible es la fracción que deberás pagar en el momento de un siniestro, antes de que la compañía aseguradora se encargue de todos los gastos adicionales.

 

Asesoría para la toma de decisiones

Aun cuando toda esta información esté cubierta y sepas exactamente qué necesitas y qué opción se adecúa mejor a ti, puedes acudir a un Agente PGS que te esclarezca cualquier duda y te oriente en la decisión tan importante que vas a tomar.

Si ya estás decidido, no se hable más, es momento de cotizar. 

 

2 Comments —

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *