En el mundo hay más de 285 millones de viudas, y casi una de cada diez, viven en situación de pobreza ya que no cuentan con apoyo socioeconómico ni familiar. Jeny pudo ser una de ellas. Perdió a su marido hace tres años, y haber tenido una póliza de vida le garantiza hoy, jubilada y sin hijos, tener cómo pagar las cuentas y mantener su estilo de vida.

 

Enviudar sin sustento económico

Jeny tiene 57 años y nunca tuvo hijos. De no haber recibido un ingreso al fallecer su marido, Jeny habría tenido que asumir los gastos funerarios y las deudas que dejó. El caso de Jeny es la excepción de millones de mujeres que hoy en día atraviesan por una cadena de problemas que apenas inician con la partida de su esposo.

Es por esto que la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 23 de junio como el Día Internacional de las Viudas. El pago de deudas es la menor de las preocupaciones para muchas mujeres en el mundo que son discriminadas, amenazadas, violentadas y obligadas a casarse de nuevo solamente por tener una oportunidad de manutención que no va de la mano con una vida digna para ella o para sus hijos.

En la actualidad, en algunos casos, a las viudas se les niega el acceso a cuentas bancarias y pensiones, ya sea para pagar la atención médica si enferman o para mantenerse a sí mismas y a sus hijos. También sucede que por no poseer información, pierden su derecho a la propiedad de tierras, recursos productivos u otros bienes, en herencia.

Una forma de cambiar esta realidad es entendiendo que la planificación financiera no solo beneficia a un miembro de la familia, sino que puede resguardar al núcleo completo en caso de cualquier acontecimiento lamentable. Contar con una póliza de vida es poner en un baúl de acero el patrimonio familiar que salvará la vida de tus seres queridos.

¿Qué garantías ofrecen los seguros de vida a las viudas?

En principio, las pólizas de vida cubren fallecimiento por cualquier causa, excepto el suicidio. Incluso algunas pólizas tienen coberturas adicionales por casos de accidentes o enfermedades graves que causen invalidez parcial o absoluta.

Sin embargo, existen también excepciones, en algunos casos, que excluyen pérdidas por fenómenos naturales, actividades de riesgo, infartos cerebrales, entre otros que pueden dejar a la familia desprotegida y sin derecho a un resguardo económico. Por esta razón la planificación financiera debe incluir una reserva que cubra las necesidades familiares más importantes, al menos hasta que se logre solventar la pérdida.    

Si necesitas información sobre pólizas de vida puedes contactarnos para aclarar tus dudas. Recuerda que si tu presupuesto es reducido, puedes optar por pólizas de vida a término que te aseguren la protección del futuro de tu familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *