Dados los acontecimientos en el mundo producto del Coronavirus, seguramente muchos llegaron a preguntarse qué pasaría con mi negocio si yo o uno de mis socios fallece. Parece algo obvio, pero la mayoría de los dueños de empresas no saben con certeza quién se haría cargo de las operaciones diarias, o si se llevarían bien con la persona (familiar o cónyuge de su socio) que asuma el papel activo en la gestión de la empresa. ¿Estarían interesados?

Todas estas respuestas se obtienen en la planificación de continuación de negocios con un seguro de vida.

Tu empresa podría estar en riesgo

Las consecuencias que podría tener para una empresa la muerte de uno de los socios suelen ser devastadoras, ya que muy pocas sobreviven al impacto financiero que esto representa y, a nivel operativo, no siempre se está preparado para cuando algo así ocurre.

A diferencia de lo que se puede llegar a pensar, el riesgo no va de la mano con la edad de los empresarios. Es más bien así: a mayor número de socios, mayor riesgo. Las probabilidades de que fallezca uno de los socios en un negocio de dos, según el Latin American and Caribbean Demographic Centre Population Division (CELADE), es de 35% si tienen entre 30 y 35 años, de 33% si ambos tienen 40 años, y de 34% si uno tiene 30 y otro 40 años de edad.

Cuando se trata de un negocio de tres socios, según el mismo centro de investigación, la probabilidad de que uno de ellos fallezca es de 48% si los tres son jóvenes de 35 años. Pero la estadística cambia a 45,6% si los tres tienen 40 años de edad y de 45,4% si las edades varían entre 30, 40 y 45 años.

Un negocio de tres socios, de 35 años de edad cada uno, tiene 48% de probabilidad de que uno de ellos fallezca.

Considerando que, adicional a la protección de tu negocio, comprendas a tiempo y te planifiques para ahorrar lo adecuado según tu edad productiva, ya que habrá ligeras variaciones si tienes 30 años, 45 años o más de 50.

Piensa en un Plan de Continuidad de Negocios

¡Sí! Un Plan de Continuidad de Negocios es la mejor forma de tener respuesta a la situación de ausencia de uno de los socios. Dado el caso, el socio sobreviviente por lo general asume la responsabilidad de adquirir la participación del socio fallecido, y se hace entrega de una cantidad justa de intereses a la familia en duelo. Sin embargo, es necesario que estos acuerdos queden establecidos por escrito y en acuerdo de todas las partes.

Más específicamente, un Plan de Continuidad de Negocios permite:

  • La continuidad de la gerencia de la empresa.
  • Una estructura clara sobre la propiedad de la empresa.
  • Una fuente de ingresos para los socios del fallecido. 
  • Liquidez para la familia del socio fallecido para asumir costos administrativos o impuestos de cualquier trámite a realizar.

Es necesario que acuerdos y responsabilidades queden establecidos por escrito y en acuerdo de todas las partes.

La forma de estructurar este plan es a través de un acuerdo compra-venta en donde la empresa puede ser la compradora de los intereses del negocio del fallecido o el socio sobreviviente. Ahora bien, la pregunta a continuación es: ¿de dónde saldrá el capital para la compra de estas acciones?

La respuesta: Un seguro de vida para tu empresa 

Las pólizas de vida que acumulan valores, son las más apropiadas para financiar un mecanismo que sirva de instrumento para generar el acuerdo compra-venta entre los socios de la empresa.  

Dicho acuerdo no solo asegura la continuidad de la empresa en caso de algún fallecimiento, sino también por una jubilación o discapacidad. Por tanto, los valores acumulados de la póliza pueden ser utilizados para comprar los intereses de un socio incluso durante la vida del otro. De igual forma se puede tener acceso a los valores acumulados para atender cualquier emergencia o necesidad financiera de la empresa. 

En la mayoría de los casos estas pólizas tienen una cobertura “permanente” hasta los 100 años de edad del asegurado, lo cual resulta beneficioso para quienes su compañía representa su  plan de retiro. entendiendo que, además, un seguro de vida puede ayudar a retener empleados clave, que afectan positivamente la comerciabilidad del negocio. 

Porque, ¿de qué sirve haber trabajado tan duro para levantar un negocio si no vamos a poder protegerlo?

Consulta con un Agente PGS aquí, y pídele que te oriente en cuanto al desarrollo de un Plan de Continuidad para tu negocio.

Fuente: American Fidelity International (Bermuda) Ltd.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *